miércoles, octubre 13, 2010

Caducity - The Weiliaon Wielder Quest (1995)

Ya hace un tiempo, os contaba lo mucho que me chirría la palabra "épico" por su atribución al Power Metal europeo que tan de moda estuvo durante los 90's y 00's: "Cuanto más épico, mejor". También mencionaba que se podía realizar cosas que sonaran épico sin tener que llegar a lo absurdo, y dejé una muestra bien clara con aquel disco de Lair Of The Minotaur. Hoy, voy a volver a demostraros dicha teoría con algo que muchos jamás se habrían imaginado, con un género que, aunque sea increíble de imaginar que se le puede etiquetar de "épico", se puede.

Hablo de Caducity nada menos. Esta banda se formó en 1989 en Bélgica, un país cuya escena a nivel internacional es apenas notoria, pero que cuando quiere lanza auténticos petardazos cual volcán en erupción en forma de grupazos como éste. En un mundo donde el Death Metal estaba de capa caída y predominaba cosas como el Nu Metal, Caducity iba en su vía, y tras algunas demos, lanzan su disco debut he aquí presente: The Weiliaon Wielder Quest.

Con dicho disco, la banda demostró que no sólo puede salir algo gordo de Bélgica, sino que podían desmarcarse de algo tan prehistórico y diabólico como es el Death Metal de la vieja escuela sin alejarse de ésta. Me explico. Su sonido se define, evidentemente, en el Death Metal old-school más cavernoso del estilo de bandas como Autopsy o Morbid Angel, pero lejos de las típicas letras de sangre, muerte y violación, Caducity se arriesga por unas letras basadas en las sagas conceptuales de guerras mitológicas y épicas al más puro estilo Epic Doom Metal.

Y no amigos, esto para nada es bochornoso. Al contrario, es sumamente increíble ya que, aparte de la peculiar característica que define a la banda, The Weiliaon Wielder Quest es un disco cargado de temas de riffs poderosos y voces venidas del mismísimo Infierno. Y es posiblemente en este último aspecto donde más destaquen, en el peculiar y amplio registro de voces que atesora a la banda, desde los growls más estridentes, hasta los agudos revienta-tímpanos, pasando por las voces limpias y alguna que otra femenina, intercalados por interludios o extractos de audios, a cada cual, más épico, además de pianos, como se puede apreciar en Aedrio Leriaon (Interweaving The Power).

Vision For The Morrigan, Praseodymium, With A Dragon's Blaze On Their Banners... son sólo un ejemplo del enorme espectro de canciones que hallaremos de esta auténtica joya actual del Death Metal de la vieja escuela. Su sonido cavernoso, denso y oscuro vuelven a la épica de éste de un aura negra y tenebrosa que hará que desees escucharlo al menos una vez.

Lo dicho, una joya antigua del género. Que haya tenido que usar la palabra "épico" tantas veces en una sola entrada ya es motivo suficiente para ir corriendo a escuchar esta expansión sonora, así que no lo dudes, y disfruta de uno de los mejores discos que puedas apreciar.

Puntuación: 10/10

1 comentario:

  1. Muy bien men! esto lleva mucho curro sigue así!
    Un saludo bro.

    ResponderEliminar